Grandes Clásicos

…y pequeños

¿Vencedores o vencidos? El juicio de Nuremberg (1961)


¿Por qué en España se tituló Judgment at Nuremberg como ¿Vencedores o vencidos?? Recordemos que en los años sesenta el cine en España dominado por unos censores que se tomaban muy en serio su trabajo. Censuraron la escena de un beso entre Cary Grant y Eva Marie Saint en Con la muerte en los talones, por ejemplo. Aquí el título que hacía referencia a los juicios de Nuremberg contra los nazis que perdieron la guerra lo consideraban demasiado revolucionario, así que decidieron titular la película de Stanley Kramer de forma que el público se preguntase si los aliados eran los vencedores o los vencidos de la II Guerra Mundial.

Teniendo claro esto, podemos decir sin temor a equivocarnos que ¿Vencedores o vencidos? es una de las películas más emocionantes por todo lo que tiene que ver con cómo una sociedad se convierte en algo como el III Reich, y cómo unos jueces deben decidir si seguir las leyes de su país o traicionar a su patria emitiendo sentencias exculpatorias a judíos o discapacitados tanto mentales como físicos.

La película comienza con el Magistrado Jefe Dan Haywood (Spencer Tracy) llegando a Nuremberg para participar en un juicio internacional en donde se debe sentenciar si unos jueces alemanes son o no culpables de crímenes de guerra, contra la humanidad y contra la paz durante el tiempo que estuvieron en sus diferentes puestos durante el nazismo.

Los acusados son un doctor de Derecho muy famoso, ministro de Justicia y juez durante la república de Weimar Ernst Janning (Burt Lancaster), y otros tres jueces con diferentes personalidades sobre lo que han hecho durante el Tercer Reich. Ellos son Emil Hahn (Werner Klemperer), Werner Lampe (Torben Meyer) y Friedrich Hofstetter (Martin Brandt). Durante el juicio, se nos presentarán al fiscal, un coronel norteamericano llamado Tad Lawson (Richard Widmark) y como abogado defensor nos encontramos con el gran Hans Rolfe (Maximilian Schell).

La presentación de Rolfe y su discurso inicial son espectaculares. Maximilian Schell comienza hablando en alemán. Lo vemos tras el cristal de los traductores. La imagen nos va llevando desde las espaldas de los traductores hasta un primer plano de Rolfe sin cortar ni una vez, pero cuando vemos a Rolfe de cerca comienza a hablar en inglés (en la versión doblada, al castellano), para que no nos agobiemos escuchando alemán y su traducción durante toda la película. Sin embargo, Rolfe sigue ofreciendo un discurso totalmente memorable en un plano secuencia que no termina cuando se acaba el vídeo, sino que sigue hablando de la integridad de Janning.

Por parte del fiscal, veremos toda la serie de pruebas de las atrocidades cometidas por los nazis, como las prácticas de eugenesia, de esterilización y exterminación. Por parte de Rolfe, escucharemos un discurso que, entre otras cosas, nos muestra declaraciones de los aliados que estaban a favor de Hitler y sus políticas porque era lo que en ese momento les convenía. Las declaraciones se refieren a que Winston Churchill alababa la política que estaba emprendiendo Hitler y que la Corte Suprema de Estados Unidos emitió una declaración en la que apoyaba la eugenesia que se estaba emprendiendo en Alemania.

Sin embargo, lo que tiene más importancia durante el juicio es el tema relacionado con la libertad individual, sobre si esos jueces podrían haberse puesto o no en contra a las leyes de su país por imperativos morales. Esto deriva en un debate sobre si en un juicio de este tipo se debe acusar a los últimos responsables o a todo aquel alemán que ha colaborado con el régimen nazi.

Con respecto a las interpretaciones, cabe destacar a Montgomery Clift, un testigo crucial del fiscal que interpreta a un panadero deficiente al que los nazis decidieron esterilizar. Sin embargo, Maximilian Schell es capaz no sólo de convencernos de que unos jueces asesinos deberían salir en libertad, sino que parece que él mismo se convierte en un abogado de verdad.

Durante todo el filme veremos unas interpretaciones muy especiales, sobre todo de varios secundarios como el anteriormente mencionado Montgomery Clift, pero también de Judy Garland o Marlene Dietrich, además del elenco principal protagonizado por Schell, Widmark y Spencer Tracy, un juez torturado por su admiración a Janning y la justicia.

Del veredicto final podemos sacar algo en claro, y es que el mensaje de la película sigue vivo, hoy más que nunca. Tal y como dice el juez Dan Haywood en el veredicto al final de la película, Pero este juicio ha demostrado que durante una crisis nacional [una crisis económica como la actual, con sueldos bajos, precios altos y alto índice de paro] personas normales, incluso hombres capaces y excepcionales, pueden engañarse a si mismos hasta cometer crímenes tan espantosos e ingentes que rebasen cuanto pueda imaginarse. Nadie que haya asistido a este juicio podrá olvidarlos nunca. Hombres esterilizados a causa de sus ideas políticas, la amistad y la confianza cruelmente escarnecidos, el asesinato de niños… Con cuánta facilidad sucede. Reconozco que también en nuestro país hay quienes hablan de la protección de la patria, de supervivencia. Llega un momento en que todo país debe tomar una decisión en el preciso momento en el que el enemigo se aferra a su garganta. Entonces parece que el único medio de sobrevivir es emplear los medios del enemigo. Hay que sobrevivir como sea, por encima de todo, sin escrúpulos. En tal caso, yo me pregunto: ¿Sobrevivir como qué? Una nación no es una roca, tampoco es la prolongación de uno mismo. Es la causa que defiende, es aquello que defiende cuando defender algo es lo más difícil.

Disfruten, señoras y señores, de una de las mejores películas de la historia del cine.

Ficha | Imágenes

27 febrero 2010 - Publicado por | Reseñas de películas en Grandes Clásicos | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 Comentario »

  1. MARAVILLOSA PELICULA, Y SIGUE SIENDO UN TEMA DE ACTUALIDAD.
    ME ENCANTO LA INTERPRETACION DEL JUEZ HAYWOOD, PUES MAS ALLA DE LA LOGICA Y LA LEY, PRIORIZO EL SENTIDO COMUN; VIRTUD QUE CADA JUEZ DEBERIA PRACTICAR EN CUALQUIER SOCIEDAD QUE SEA.-
    MAS ALLA DE LA HISTORIA, HAYA SUCEDIDO DE UNA U OTRA FORMA , CREO QUE LA HUMANIDAD NO APRENDIO NADA EN ABSOLUTO, PUES EN NOMBRE DE DIOSES, TERRITORIOS, RECURSOS, ODIOS, RECONCORES, FANATISMOS AUN ENCUMBRADOS, VOLVERIAMOS A COMETER, (DE HECHO LO HACEMOS), UNA Y OTRA VEZ IDENTICAS ATROCIDADES.- ES LA NATURALEZA DE ESTA HUMANIDAD? PO OTRA PARTE, EL PUEBLO ALEMAN, EL PUEBLO, SUFRIO HORRORES TAN ESPANTOSOS COMO LOS JUDIOS Y ALIADOS.-
    PERO SI EL SER HUMANO QUEDA “PEGADO” A LO QUE OCURRIO EN EL PASADO, JAMAS PODRA EMPRENDER EL CAMINO,JAMAS. SEGUIIRA SIEMPRE ANCLADO EN EL ESPANTO Y EL DOLOR.-
    MABEL

    Comentario por MABEL | 3 abril 2012 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: